Artículos

¿Cómo generar objetivos específicos, realizables y adecuados para su empresa?


En general, las estrategias son acciones que se llevan a cabo con la finalidad de alcanzar ciertos objetivos. Sin embargo, para formular y ejecutar estas acciones se requiere de cierto análisis y de un grado de esfuerzo, respectivamente.


Esto es fundamental cuando de una estrategia empresarial se trata, ya que sólo mediante la aplicación de un correcto análisis del negocio es posible formular objetivos dirigidos a lograr el crecimiento y estabilidad de la empresa.

En este caso, los objetivos deben ser específicos y comprensibles para todos; adecuados y coherentes con los principios y valores de la empresa, y, sobre todo, que se puedan alcanzar y en un tiempo razonable. Estos son los principales atributos que los hacen realmente efectivos para mantener una dinámica ordenada y exitosa en su empresa.

A continuación le mostramos cómo generar objetivos que cuenten con las anteriores características:

Específicos

Si los objetivos no están claramente definidos, no pueden cumplir la función de guiar y coordinar las acciones en la organización. Por ejemplo, en lugar de sólo formular como objetivo el incremento de las ventas se debe ser más específico al plantearlos así: “incrementar las ventas mensuales en un 20%”.

 

Alcanzables

Los objetivos no son sólo deseos, son sobre todo “fines” establecidos para que se alcancen mediante una acción estratégica pertinente. Por eso, antes de obsesionarse con un objetivo ideal y lejano, se debe ir paso a paso con el fin de conseguir objetivos específicos a corto y mediano plazo.

Para ello, resulta adecuado elaborar cronogramas que permitan dividir el objetivo en varios pasos a lograr, así se cierra la posibilidad de sentir que no se podrá conseguir el objetivo final, ya que se estará trabajando a diario por conseguir esos objetivos más pequeños que sumados permitirán lograr el más importante. Por ejemplo, retomando el caso anterior, si el objetivo final es “aumentar las ventas mensuales en un 20%”, se debe especificar en el cronograma los objetivos particulares a alcanzar semanalmente y revisar si esto se va consiguiendo o no.  

Adecuados

Una determinación adecuada de los objetivos debe ser el resultado de un análisis del negocio. Por lo tanto, es necesario conocer muy bien las características y condicionantes del mercado en el que opera, así como la identificación de los principales obstáculos que han evitado o pueden evitar el logro de los objetivos planteados dentro de la empresa.

 Le podría interesar: ¿Cómo estructurar un proceso de crecimiento ordenado y sostenido para su empresa?


Por último, es de vital importancia para la empresa comunicar los objetivos de forma abierta y clara. Esto sirve para que todos los miembros de la compañía conozcan la dirección en la que se mueve la empresa, se motiven y actúen en sintonía para la consecución de los objetivos establecidos. Recuerda que al final de todo, ninguna estrategia es infalible y que para evaluar sus resultados se debe recurrir a una auditoría.


 New Call-to-action

Artículos recientes

ROCHA_blog01_enero_s1 (2)

Normas contables que no todas las empresas conocen pero son obligatorias

ROCHA_blog01_enero_s1 (2)

Puntos finos de una auditoría de compra (due dilligence) no siempre observados o considerados

ROCHA_blog01_enero_s1 (2)

¿Por qué hacer su reingeniería de procesos con Rocha?

ROCHA_blog01_enero_s1 (2)

Elija adecuadamente a su representante para una prueba pericial contable

ROCHA_blog01_enero_s1 (2)

¿Qué es una prueba pericial contable?

New Call-to-action