Artículos

Mitos sobre las auditorías externas


 

Las auditorías son evaluaciones benéficas para el mejor funcionamiento de una empresa. Sin embargo, muchas veces las personas tienen una percepción errónea de sus objetivos y de los auditores. A continuación, desmentimos 5 mitos comunes de las auditorías.

1.Existe sólo un tipo de auditoría:

Aunque se asocia a los Contadores Públicos Certificados con las auditorías de estados financieros –ya que son los únicos profesionales que pueden llevarlas a cabo-, este no es el único tipo de auditoría que ejecutan; se pueden auditar distintas áreas de una empresa, sus procesos, su control interno, el cumplimiento de obligaciones, entre otras.

 

2. El auditor es un enemigo:

Los auditores buscan identificar qué puede mejorarse dentro de una organización.,Su servicio es para beneficiar el crecimiento y desarrollo de la empresa.

El considerar  al auditor como enemigo y limitarle la información, no sólo dificulta el proceso, sino que se vuelve más dañino para la propia empresa ya que tomará más tiempo y mayor dificultad identificar aquello que se debe mejorar. Imagine usted acudir al médico para hacerse una revisión y ocultarle información al médico. ¿Quién se ve perjudicado? 

Es un mito que los auditores externos son enemigos de la empresa, que buscan afectar a sus colaboradores  y cambiar la manera en la que se hacen las cosas. Utilizado de manera correcta, los auditores externos son un gran recurso para mejorar la situación de un negocio ya que son asesores de nuestra empresa.

 

3. Todos los auditores son iguales

Desde tipos de auditorías a auditores, no todos son iguales. Los únicos autorizados para llevar a cabo una auditoría fiscal son los Contadores Públicos Certificados (C.P.C.) La Certificación implica un estándar de calidad, de preparación, experiencia y actualización profesional.  También es de considerar que  aunque regidos por Normas  de Auditoría y un Código de Ética, los auditores tienen maneras distintas de realizar su trabajo, experiencia en diferentes industrias, equipos de trabajo con diferente preparación y herramientas diversas para hacer su trabajo.  Es importante encontrar a la firma de auditoría adecuada para su negocio.

 

4. Las auditorías son caras

La gente suele tener una concepción errónea de que las auditorías son caras. Si bien, es un gasto adicional a lo cotidiano de la empresa, como resultado se obtienen importantes  beneficios que  pueden incluir la reducción de gastos  recurrentes por mal manejo de activos fijos, robos, compras en exceso, pago excesivo de contribuciones, entre otros.

 

5. Si la empresa cuenta con un auditor interno, una auditoría externa es poco útil

 Otro mito común es que, si su empresa cuenta con un auditor interno, una auditoría externa sería poco útil o redundante. Sin embargo, esto no es así. Ambas auditorías tienen objetivos diferentes y una auditoría interna se enfoca más a la supervisión continua de las operaciones y s necesidades de la administración, mientras que la externa se enfoca a eliminar asimetrías de la información que tengan los dueños de las empresas y los usuarios de los estados financieros.  


 

Infórmese más acerca de las diferencias entre auditoría interna y externa y sus efectos en el control interno de la empresa Descargue nuestra guía.

guia blog

 

Artículos recientes

Normas contables que no todas las empresas conocen pero son obligatorias

Puntos finos de una auditoría de compra (due dilligence) no siempre observados o considerados

¿Por qué hacer su reingeniería de procesos con Rocha?

Elija adecuadamente a su representante para una prueba pericial contable

¿Qué es una prueba pericial contable?

New Call-to-action