Artículos

Requiero financiamiento: ¿socios o préstamos? Conozca las diferencias

Nos queda claro que en algún momento de su desarrollo, las empresas requieren de financiamiento para su crecimiento. Sin embargo, no por eso se deben tomar decisiones precipitadas, pues se requiere analizar a qué tipo de financiamiento es más conveniente recurrir de acuerdo con la etapa en la que se encuentre el negocio.

Por ello, en esta ocasión le mostramos las principales diferencias entre el financiamiento mediante socios o préstamos, y en qué momento es conveniente recurrir a cada uno de ellos:

Socios

El socio financiero inyecta dinero en forma de capital a las empresas. La principal ventaja de tener socios en su negocio consiste en que ayuda a incrementar la capacidad de endeudamiento, aunque, por supuesto, al invertir ellos plantean sus reglas de operación y se involucran en el negocio. También ellos mismos preparan su ingreso, su participación y retiro de la empresa, siempre tratando de asegurar su éxito.

Estas son dos opciones de socios financieros:

  • Inversionistas ángeles: Son personas o entidades con experiencia en los negocios que están interesadas en promover la iniciativa empresarial y participar en un buen negocio. Este tipo de inversión es adecuado para los proyectos de emprendimiento que ya tienen un servicio o producto probado y viable en el mercado y sus objetivos empiezan a ser de mediano plazo.
  • Capital de riesgo: Es una aportación temporal de recursos de terceros al patrimonio de una empresa con el propósito de mejorar sus oportunidades de negocio y aumentar su valor. El capital de riesgo también se conoce como venture capital y es conveniente recurrir a éste cuando la empresa tiene cierto nivel de desarrollo, ya que es un fondo que invierte grandes cantidades.

 

Préstamos

Los préstamos son operaciones financieras en las que una institución prestamista entrega una cierta cantidad de dinero a un prestatario, el cual se compromete a devolver el capital prestado, en los plazos y condiciones pactadas de antemano. Al solicitar un préstamo es importante tener en cuenta las tasas de intereses altas, las variaciones grandes de plazos y la dificultad para obtener crédito al inicio del negocio.

Puede recurrir a los siguientes tipos de préstamos para el crecimiento de su empresa:

  • Bancarios: Cuando el negocio está plenamente consolidado y en vías de expansión, es conveniente solicitar un servicio de financiamiento a la banca comercial. Las empresas pueden recurrir a estas instituciones privadas para contar con capital de trabajo o para tener flujo en la operación diaria del negocio.
  • Gubernamentales: La mayoría de los préstamos gubernamentales tienen como finalidad otorgar financiamiento para el arranque y la etapa inicial del negocio. Las principales fuentes de financiamiento de este tipo son los fondos de la Secretaría de Economía, Nafin y Conacyt.

Recuerde que antes de comenzar con la búsqueda de fuentes de financiamiento debe analizar sus necesidades financieras con base en los objetivos del negocio. Si le interesa conocer más sobre este tema o requiere de consultoría financiera, le recomendamos agendar una asesoría con alguno de nuestros expertos.

New Call-to-action

 

Artículos recientes

Puntos finos de una auditoría de compra (due dilligence) no siempre observados o considerados

¿Por qué hacer su reingeniería de procesos con Rocha?

Elija adecuadamente a su representante para una prueba pericial contable

¿Qué es una prueba pericial contable?

¿Por qué hacer su auditoría de compliance con un Contador Público?

New Call-to-action